Carta para mi ex marido

images (3)

“A poco no te ha pasado, después de todo éste tiempo, que sientes que te sabes toooodas las frases de superación, de reflexión y positivismo. Que has leído todos los artículos que existen acerca de cómo superar una mala situación, una ruptura, un divorcio o un mal amor. ¿No te pasa eso? A mí sí. Todo el tiempo, y más ahora que navego por la red en busca de textos interesantes para usar en mi trabajo o bien para inspirarme y escribir, que por cierto es algo que ahora ya hago de manera muy frecuente.

En ésa buscadera me encontré hoy, uno de un tal Walter Riso, que no he averiguado si es psicólogo, católico, soltero o metiche nomás, pero escribe padrísimo y se avienta unas frases bien bonitas y llegadoras. Hoy publicó sobre los Cuatro Jinetes del Apocalípsis o bien, las 4 cosas que hacen que una relación de pareja no funcione. Y obviamente ahí me tienes dándole click de volada y leyendo vorazmente para ver si encajábamos tú y yo en semejante estereotipo o bien si mi novio y yo ya presentábamos uno que otro síntoma sin darnos cuenta.

Según yo quedamos 3 de 4, o sea que nos subieron al caballo tres jinetes: LA CRÍTICA, LA DEFENSIVIDAD Y LA RETIRADA EMOCIONAL. La cuarta era EL DESPRECIO pero sentí feo nomás de leer la descripción y además ya era mucho irle atinando a todas. Total ni que hubiéramos sido los más infelices del mundo.
Mientras leía pensaba: “Sí, pues sí. Así tal cual nos pasaba”, “Ándale Walter, tú si sabes, ¿cómo demonios no se me apareció toda tu sabiduría antes para habérsela leído al… tipo éste, a ver si el asunto tenía algún arreglo?” “¿cómo no nos dimos cuenta si era tan obvio?”.
Y así por el estilo iba y venía, como las olas del mar de Vallarta, en esa inmensidad de letras escritas por Walter. Lo bueno del vaivén es que, igual que la arena, se le quedan pegadas algunas cosas a uno. Y ahora ya sé, que el desprecio gracias a Dios es algo que nunca sentí por ti.

La crítica resultó ser el pan nuestro de cada día, de aquellos que fueron nuestros días. Mutuamente nos fuimos apedreando con críticas disfrazadas de “opiniones bien intencionadas”. Pero donde de plano me di vuelo fue en las de en medio, LA DEFENSIVIDAD, que consiste en buscar excusas y no aceptar la responsabilidad de nuestra conducta. Ahí sí me senté y casi lloraba porque estaba viendo plasmado nuestro matrimonio en las palabras del Walter. Ni para donde hacerse después de leer aquello y para rematar, llegó cabalgando furiosamente como si me le fuera a escapar, el tercero, LA RETIRADA EMOCIONAL, con la cual se me hizo un nudo en la panza porque fue lo que por lo menos yo, hice todo el tiempo sobretodo al final de nuestros días. No quería ver lo que éramos juntos y mucho menos quería verte a ti o a mí misma. Me resultó mil veces más fácil cerrar los ojos, los oídos y lavarme las manos. Ciega sordomuda como Shakira.

Supuse que había sido inevitable el rompimiento y me quise refugiar en la excusa ésa de “de todos modos no iba a funcionar”.
Pinche Walter ¿por qué no daba consulta en donde vivíamos hace 20 años? Porque venimos a éste mundo a aprender lecciones…dirían las frases mamucas del Facebook. Y nos tocaba conocernos, vivir juntos, procrear y darnos atole con el dedo para luego hacer el intento ridículo de divorciarnos amigablemente.

Pues aún con todo, le perdono a Walter su falta de sincronía con mi vida y acepto que ahorita me caes mal, pero antes no. Pero ése ANTES va de la mano con un montón de amor y el AHORA se acompaña de hastío…ésa es la explicación.
Y así, después de años de no entender, de llorar, de pelear, de gritar feo y groseramente. Después de tanto tiempo de aventar preguntas a la vida y no recibir respuestas. Llega Walter con su artículo “Las 4 conductas que destruyen la relación de pareja” y me las restriega en la cara como diciéndome “Toma para que entiendas”. Nos criticamos, nos despreciamos, nos defendimos y emprendimos la retirada. Así merito mi estimado ex marido. Sin más ni menos.

Y le faltó una entre la tres y la cuatro (o sea, entre retirarse y despreciar), que a mi parecer debería llamarse DESTRUCCIÓN, porque eso también lo hace uno, de modo que pa cuando emprendes la retirada ya vas incompleto, cargando tus pedazos y metiéndolos en las maletas.
Terminé pensando que tal vez debería volverme a casar con mi Walter querido, dado que piensa y seguramente actúa tan equilibradamente en la vida. Pero luego busqué su foto y decidí que con propagar su filosofía y sus consejos era más que suficiente para rendirle honor a quién acababa de esclarecer una de las grandes incógnitas de mi vida: ¿POR QUÉ NO FUNCIONÓ?

Una menos en la lista y me concentraré ahora en encontrar la razón por la que nomás no puedo adelgazar igual que todas las demás mujeres del mundo. Pero no sin antes decirte que hoy, ya vamos de gane, nos guste o no, no pese mucho, poco o nada. Vamos de gane porque podemos hablar de lo que fuimos, de ése nosotros en pasado que hace todavía un par de años no soportábamos ni pronunciar o ni siquiera aceptábamos que era real.

Ganamos nuestras vidas y nuestra voluntad de vuelta, ganamos (por lo menos yo sí) eso que tanto leemos en frases motivacionales y textos sobre relaciones: EL SER NOSOTROS MISMOS DE NUEVO. Y aunque me costó, lo agradezco muchísimo porque hoy te puedo escribir, aunque no me leas, sin necesidad de ofenderte, sin deseos de que mueras de una congestión de alitas o te rompas una pierna al caer de las escaleras. Te puedo escribir, ver y saludar aceptando que existes pero ya sin robarme el oxígeno.

Mi estimado ex marido, todas ésas frases y todos ésos escritos, sirven y mucho. Demos gracias a Dios por personas como Walter y los psicólogos, que se preocupan por todos aquellos que en algún momento de la vida, nos volvemos las peores personas, las más equivocadas y testarudas, porque definitivamente sin ellos no encontraríamos el camino de regreso. SEAMOS FELICES.”

Anuncios

Un pensamiento en “Carta para mi ex marido

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s