Preámbulo

189148-comic_beso-big

Ya habían pasado un montón de días y muchas noches con sus lunas pero ésa tarde en especial algo tenían tus ojos que no podía dejar de mirarlos, se me antojaban nuevos, inocentes y formaban una mirada expectante, como si buscaras algo en mi que yo no tenía idea que me habitaba.

Hubo una conexión diferente y sentí que podías leer mi mente. De repente te pusiste frente a mi y tomaste mi mano, la guiaste hacia tu rostro buscando que te acariciara. Comencé a recorrer con el dedo índice cada centímetro, despacito mientras seguías mirándome pero ahora con mirada de niño travieso. También sonreías, pero yo no, a mi me estaba costando trabajo respirar porque los suspiros se agolpaban en mi pecho y se me había borrado el mundo entero a mi alrededor, sólo estabas tú y tus ojos…y tu sonrisa acercándose hacia mi. Emocionada pensé que me besarías porque te acercaste tanto que el aire que exhalabas era el mismo que yo inhalaba, pero no lo hiciste, sólo permaneciste así, tan cerca como es posible que estén dos cuerpos…jamás había sentido tanta desesperación, tantos puntos de mi cuerpo en alerta, casi podría decir que temblaba toda. Y así nada más, de repente, sin dejar de sonreír comenzaste a llenar mi rostro con besos pequeñitos, despacio, casi con devoción, cerré los ojos cuando escuché el primer “te quiero” y …

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s