No te muevas amor…no te muevas.

Desperté recordando perfectamente lo que había soñado… y todavía mi respiración sonaba agitada. Quería cerrar los ojos y volver a ésa ventana, contigo, jugando a que nadie nos veía o a que no nos importaba la audiencia…no lo sé. Sólo me quedé con el recuerdo de tu cuerpo atrás del mío, con tu pecho pegado a mi espalda y tu boca susurrando en mi oído “No te muevas amor…no te muevas”. Con tu mano recorrías mi brazo hasta llegar a la mía y las entrelazábamos…con la otra me abrazabas y me jalabas hacia ti.

Todavía podía sentir tu respiración, incluso guardé el recuerdo de mi piel erizándose al sentir la cercanía de tu cuerpo. Estaba ansiosa, expectante, quería más, pero tú parecías tener un plan que implicaba toda la paciencia del mundo y entre más lentas eran las caricias más aumentaba mi necesidad. Ni siquiera me dejabas voltearme. Querías que siguiera ahí, parada en la ventana, viendo hacia la calle con la gente caminando y el tráfico de la media tarde, podía ver cómo iba oscureciendo y sólo pensaba en cerrar la cortina y buscar un lugar mejor en la habitación para nosotros…pero no querías, al contrario. Sólo ordenabas “No te muevas”…y jugabas conmigo, con mi deseo creciente.

Quiero dormir otra vez y soñar en secuencia. Quiero poder tenerte aún cuando estoy dormida. Quiero que también habites ahí para dormir satisfecha y despertar igual…quiero soñarte siempre.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s