Entre mujeres podemos despedazarnos…

Entre mujeres podemos despedazarnos, pero jamás nos haremos daño.

MENTIRA!!!

Que doloroso es comprobar que de nuestro mismo género podamos recibir los golpes más duros y bajos.

Que doloroso es percibir en carne viva la amargura, inseguridad, envidia, saña, intriga y maldad de una mujer hacia otra.

Somos malas si nos lo proponemos, podemos destrozar sin razón, dañar y lastimar con las mentiras más viles que podemos concebir como seres humanos.

Que osada es aquella que sin conocer los motivos reales, circunstancias especiales, dolores internos y demás pueda dar una opinión cobarde y mentirosa de otra persona, sin sentir afinidad ni siquiera por género.

Aclaro, sé que no es un problema del género femenino, ni con esto no quiero dar más valor al sexo masculino, habrá excepciones, pero considero que “ellos” viven la vida más ligera, sin tantas complicaciones o que en el mejor de los casos si no tienen el valor de dar una opinión de frente o incluso agarrarse a golpes, por lo menos, si son más discretos y consientes de los alcances de una opinión lastimosa.

Y perdón por la molestia que pueda causar con esto, pero las mujeres somos las más perversas, hirientes e indoloras ante una opinión no solo equivocada, si no alevosa de algo que con conocimiento de causa sabemos ocasionará dolor.

Sabio Sócrates y su triple filtro. Antes de hablar hay que asegurarse de que  sea verdad, bueno y útil.

O lo que es lo mismo, si desconoces la veracidad de lo que quieres decir, además es malo e inútil… Entonces para qué decirlo!

En el entendido de un sacrilegio, es más fácil no dar la cara, opinar sin saber y más que eso asegurar llenas de ignorancia, odio y envidia, sin si quiera pensar en el alcance que puede tener una opinión sucia y tan llena de maldad.

Afortunadamente algunas sabemos lo que somos y aunque puedan causar cierta molestia ese tipo de veredictos falsos, somos fuertes… y su misma ignorancia nos hace más aún.

Sin embargo, no sé por qué, no viene al caso mencionar lo vivido, pero tal vez el camino me ha enseñado a no quedarme callada de nada, consiente estoy que a veces es para bien y otras no tanto.

Pero hoy levanto la voz en contra de la calumnia, la mentira y la opinión mal intencionada, sin pensar en los alcances y además opinando e involucrando a inocentes.

Así también, abogo por que el camino empedrado que las aqueja se convierta en bendiciones y no para mi bien, si no para el suyo propio, ya que lamento que su dolor sea tanto y tan grande que las haga volcar en lo malo o el deseo del mal para alguien.

Compadezco su sentir porque este solo puede brotar de un corazón tan dañado que no tiene la capacidad ni para un milímetro de amor propio, mucho menos al prójimo.

Dios es mi compañero en esta vida y no me ha soltado de su mano ni un solo momento, por eso sé y tengo la certeza de que pase lo que pase y aunque las personas me decepcionen una y mil veces, gracias a él, sigo creyendo que hay gente buena.

Confieso que estas cosas que pasan, efectivamente mueven mi centro y mi energía positiva que no me gusta este sentir, pero también creo firmemente que es aprendizaje de ese que sin duda duele, pero que invariablemente te fortalece, te hace MÁS grande y te lleva al camino de la paz.

Así que aunque suene contradictorio, de mujer a mujer… GRACIAS!!!

Kriss Me

Anuncios

3 pensamientos en “Entre mujeres podemos despedazarnos…

  1. Sin conocer a la otra persona cualquier opinión sobre ella es cobarde, pobre.
    Mentirosa no me lo parece tanto, tal vez sólo desde el momento en que no me tomé el tiempo suficiente como para entender los por qués de sus razones.

    Ahora bien.. exponer mi opinión sin malicia al respecto. Me convierte en mentiroso? Me parece una aseveración dura en extremo.
    (aunque claro.. yo lo interpreto desde los ojos de un hombre)

    Le gusta a 1 persona

    • Un tema difícil que salió de la pluma de una buena amiga que de vez en cuando me presta sus letras para que las presuma por aquí. Afortunadamente después pudimos sentarnos a tomar café y hablar del tema. A mi en lo personal me parece tremendo juzgar sin conocer, me cuesta hacerlo incluso con quienes se dicen mis enemigos, porque yo de manera consciente no los tengo, y le decía a mi amiga eso precisamente, que se llamaba cobardía porque hablar tan deliberadamente sin sustento y con dolo no es de personas malas o mentirosas sino de personas infelices.

      Le gusta a 1 persona

  2. Grande Sócrates.
    Sin embargo, y perdona mi insistencia dado el cariz belicoso de mi comentario anterior, se podría trasladar su “sapiencia” a nuestra sociedad? Sería capaz de encajar él, críticas, provinientes de mujeres? En su tercera acepción, la que mencionas sobre pensar tres veces antes de hablar.. me refiero a elocubrar y medir si lo que vamos a decir es útil? Creo sinceramente que en su, permiteme llamarlo Olimpo, rodeado de mancebos egolatras formando endogámicos egocentrismo, sería capaz de consentir réplica por féminas? Cual es el verdadero sentido de la utilidad en cuanto a la palabra expresada? Yo apuesto simplemente por la libertad de expresarla.
    Ahí te dejo mi reflexión, recibe un cariñoso abrazo intemporal.

    Le gusta a 1 persona

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s